Las muelas del juicio son los terceros molares que erupcionan en la parte posterior de la mandíbula, y que cuando lo hacen provocan dolores muy fuertes, incluso de garganta y oído. Éstas suelen salir entre los 18 y los 26 años aproximadamente. En su crecimiento las muelas del juicio se encuentran con diferentes obstáculos y complicaciones, que generalmente, no les permiten completar el proceso exitosamente.

El principal problema es la falta de espacio existente en la cavidad bucal: las muelas buscan su sitio para situarse, pero no existe un lugar reservado para ellas. La zona donde erupcionan forman un capuchón sobre las muelas del juicio a medida que éstas van erupcionando. La capa que envuelve las piezas es un nido de restos alimenticios y bacterias, que si no se higieniza bien, crean un problema mayor y más grave.

Si existe dolor en las muelas del juicio es necesario visitar Mydentiss, para determinar el enrojecimiento e inflamación del tejido periodontal adyacente. Con una radiografía determinaremos si el origen del problema viene provocado por las muelas del juicio o no.

Entre las principales razones por las cuales será necesario extraer las muelas del juicio hay que destacar las siguientes:

  • Es imposible situar el diente en la arcada de forma que realice sus funciones de manera correcta.
  • Exista patología sociada a la inclusión de la muela del juicio, como procesos infecciosos, patología quísitica, etc, las cuales no se podrían tratar de forma conservadora.
  • Cuando la muela del juicio impactada produzca lesiones a los dientes vecinos como necrosis pulpar por ejemplo.
  • Cuando por motivos ortodónticos existe una discrepancia óseo-dentaria es necesario realizar extracciones dentales.
  • Cuando las muelas del juicio no terminan de erupcionar por completo, permaneciendo semiincluidas y parcialmente cuebiertas por encía, lo que facilita que se acumule la comida y provoque la infección, de esta manera la persona no solamente evitaría constantes molestias, sino que además evitaría contraer periocoronitis.
  • Cuando las muelas crecen torcidas, ya que pueden afectar al resto de piezas.
  • Cuando se produce un quiste alrededor de la zona.

El dolor o el malestar intenso en una muela del juicio es un signo inequívoco de que los terceros molares no están creciendo de forma correcta, por lo que en caso de molestias tenemos que visitar Mydentiss para hacer su valoración y si es necesaria, su extracción, donde el post operatorio siguiendo las instrucciones recomendadas, en unos días, y según el caso clínico, el paciente podrá hacer vida normal y masticar con total facilidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies