Cuando llevamos ortodoncia fija, es imprescindible una buena higiene bucodental. Es cierto que tanto los brackets, como los arcos dificultan la higiene bucodental, pero es precisamente en este momento cuando más exigentes debemos ser con nuestra higiene porque de ella dependerá que nuestro tratamiento ortodóntico consiga su resultado en el tiempo optimo.

Los restos de comida entre los brackets y los arcos, si no los eliminamos correctamente correremos el riesgo de sufrir, por caries, inflamación de encías, entre otros, por acumulación de placa, lo que implicaría en muchos casos alargar nuestro tratamiento de ortodoncia. Es fundamental por tanto, extremar nuestra higiene bucodental cuando llevamos aparatos, especialmente cuando éstos son fijos. Por ello, desde Mydentiss os ofrecemos tres pautas:

  1. Pregunta a tu ortodoncista. El ortodoncista es el mejor profesional para enseñarte a realizar una buena higiene bucodental, mediante una demostración práctica, mostrando la técnica que mejor se adapte a tus necesidades y a las características de los aparatos que se lleven.
  2. Cepillado interdental. Cepillo de dientes, seda dental, cepillos interproximales, pastas especializadas, colutorios, irrigadores bucales,…todo es importante, pero es necesario saber lo que es necesario de los que es secundario. Lo realmente importante es:
  • Cepillado de dientes: cepillar los dientes mínimo tres veces al día, durante al menos dos minutos, sobretodo prestando atención al cepillado de antes de acostarse. El cabezal elegido debe ser de dureza suave o media. Se puede optar por uno específico de ortodoncia, con forma de “V”, adaptado a la fila de brackets. Se retirarán los elásticos y todas las partes extraíbles (en caso de que las haya). Se limpian los dientes uno a uno, de forma suave, en caras interiores y externas, sin olvidar el paladar y la lengua. Hacer mucho hincapié en la zona que está entre los brackets y la encía, que suele ser la zona más compleja de mantener limpia.
  • Limpieza interproximal: Para completar el cepillado, debemos limpiar los pequeños huecos que quedan entre brackets, dientes y arcos, con ayuda de cepillos interdentales, que tienen tamaños muy pequeños para llegar a cualquier recoveco, y la seda dental, o “super floss”, este último especial para ortodoncia, el cual cuenta con un extremo rígido que, con cierta habilidad, te permitirá acceder al espacio interdental. La limpieza interdental será mínimo una vez al día.

3. Elementos complementarios. Con el cepillado y la limpieza interproximal, generalmente es suficiente, existen otros elementos/herramientas que nos ayudaran a tener una salud oral mejor, como son los colutorios o enjuagues bucales, y los irrigadores bucales.
A todas estas pautas de higiene debemos añadir ciertos cuidados en la alimentación. El azúcar, los dulces y aquellos alimentos ricos en hidratos de carbono deben limitarse en nuestra dieta, ya que causan fácilmente caries. Al mismo tiempo, debemos evitar morder alimentos duros o pegajosos.
Mantener una higiene bucodental nos ayudará a optimizar el tratamiento de ortodoncia y evitar contratiempos que lo puedan complicar. ¡Feliz nueva sonrisa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies