El cepillo es la base de una buena higiene bucodental. Para mantener los dientes y las encías sanas, hay que cepillarlos a diario. De lo contrario se puede acumular placa bacteriana, también conocida como biofilm oral. La acumulación de placa bacteriana entre dientes y encías favorece el desarrollo de diferentes infecciones y enfermedades bucodentales.

Hay muchas patologías bucodentales que pueden prevenirse con un buen cepillado. Algunas de ellas son el mal aliento, conocida como halitosis, la gingivitis y la caries dental. Además una boca sana también conlleva una sonrisa bonita, un factor clave a nivel estético en la imagen personal. Por ello son cada vez más los pacientes que están concienciados de la importancia de un buen cepillado.

No obstante, el cepillado suele ser insuficiente para eliminar todas las bacterias y restos de comida de la cavidad oral. Para complementar el cepillado se recomienda el uso del enjuague bucal y del hilo dental. Para una limpieza más profunda, también se aconseja el uso del irrigador bucal y del limpiador lingual, específico para la lengua.

Pero la base de un cepillado óptimo es escoger un cepillo de dientes de calidad. En el mercado hay mucha variedad de cepillos, por lo que a veces es difícil escoger el más adecuado para nuestra sonrisa. Pero, ¿Cómo debe ser el cepillo de dientes ideal? Desde MyDentiss te damos las claves:

  • ¿Manual o eléctrico? Es un debate que tienen muchos pacientes: Escoger un cepillo de dientes manual o eléctrico. Ambos son óptimos para realizar una buena limpieza oral. No obstante, muchos odontólogos recomiendan el uso del cepillo eléctrico, porque elimina más cantidad de placa bacteriana que el cepillo manual. Esto ayuda a prevenir las infecciones e inflamaciones de las encías de forma más eficaz.
  • La importancia del cabezal y el mango. Son dos partes esenciales del cepillo de dientes. El cepillo debe ser cómodo en todos los aspectos, también al sostenerlo con la mano. Se recomienda el uso de cepillos con mangos antideslizantes y con un cabezal de tamaño más reducido. De este modo podrás llegar a más rincones de la cavidad oral.
  • Cerdas suaves. Muchos pacientes ejercen presión contra sus dientes al cepillarlos. Esto crea una falsa sensación de mayor limpieza. Para evitar complicaciones como la abrasión o la retracción de las encías, recomendamos el uso de un cepillo con cerdas suaves y sintéticas. Además, durante el cepillado conviene realizar movimientos suaves y circulares.
  • Limpieza del cepillo. ¿El cepillo también debe limpiarse? Se trata de un utensilio de limpieza oral que usamos a diario. Para poder alargar su uso de forma óptima, se recomienda dejar que se seque al aire libre pero con un cabezal externo. También debe aclararse antes de ser usado y mantenerse alejado de otros productos de limpieza, para evitar la acumulación de bacterias.
  • ¿Cuándo reemplazarlo? Tanto el cepillo de dientes eléctrico como el manual tienden al desgaste. Lo más recomendado es reemplazar el cepillo de dientes a partir de los tres meses. De lo contrario la limpieza cada vez será menos eficaz.

En MyDentiss encontrarás el mejor asesoramiento para realizar las mejores técnicas de higiene oral. Encontrar el cepillo de dientes ideal es clave para mantener la sonrisa sana y radiante.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies