Durante el día a día exponemos nuestra boca a varios ataques que pueden perjudicar la salud bucodental. Se trata de hábitos que pueden alterar la cantidad de bacterias y gérmenes que hay en la cavidad oral. Si estas bacterias no se eliminan se pueden acumular entre los dientes y las encías. La acumulación de placa bacteriana puede provocar la formación se sarro, caries y otras patologías orales más graves.

Algunos de estos hábitos son involuntarios o inconscientes, pero forman parte de nuestra vida cotidiana. Por eso, desde MyDentiss recomendamos trabajar para eliminarlos. De este modo será más sencillo mantener una sonrisa sana. Pero, ¿Qué ataques realizamos diariamente a nuestra salud oral?

Ataques diarios a tus dientes y encías

  • Morder objetos. Muchos pacientes tienen la manía de morder objetos en situaciones de nerviosismo. Las uñas, lápices y bolígrafos… con este hábito se transmiten gérmenes a la cavidad oral que pueden provocar irritaciones e infecciones.
  • Alimentación. A diario los alimentos que ingerimos afectan nuestra salud oral. No obstante, hay alimentos que son más indicados que otros. Algunos de los alimentos más perjudiciales para la cavidad oral son los ácidos y los azucarados. Además, el hábito de picar entre horas es muy perjudicial para la boca, ya que se suelen consumir este tipo de alimentos.
  • Cepillarse fuerte. Existe la falsa creencia de que al ejercer mucha presión durante el cepillado, la limpieza es más profunda. La realidad es que se erosiona y se debilita el esmalte. Por ello desde MyDentiss recomendamos cepillar los dientes con movimientos suaves, sin ejercer demasiada fuerza.
  • Apretar los dientes. Se trata de un hábito inconsciente y muy perjudicial para la salud bucal. Suele ser síntoma de nerviosismo o ansiedad y se relaciona con el bruxismo. Para evitar este hábito se recomienda el uso de férulas de descarga, que evitan la mordida.

Para contrarrestar los efectos de estos hábitos es imprescindible mantener una buena rutina de higiene bucodental. Hablamos del cepillado después de cada comida y durante dos o más minutos. Pero el cepillado suele ser insuficiente para eliminar todos los restos de comida y bacterias. Por ello, también es importante usar el colutorio un par de veces al día y también el hilo dental, para eliminar más cantidad de bacterias.

Además se recomienda acudir como mínimo una vez cada seis meses al odontólogo, quien podrá dar los mejores consejos para evitar estos ataques diarios a la salud oral. En MyDentiss ofrecemos un servicio personalizado, para conseguir los mejores resultados con tu sonrisa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies