Para prevenir las principales complicaciones bucodentales es fundamental mantener una rutina de higiene completa. Para conseguirlo es recomendable complementar el cepillado con otras técnicas; una de las más recomendadas es el enjuague bucal.

El cepillado por sí solo es insuficiente para limpiar la boca en profundidad. Los filamentos del cepillo no consiguen llegar a los rincones más difíciles de la cavidad oral. Hablamos de los espacios entre los dientes o la línea de las encías. Por ello es necesario recurrir a otras técnicas de higiene interproximal, para eliminar todos los restos de comida y bacterias. ¿Por qué el enjuague bucal es una de las técnicas más recomendadas?

Beneficios del enjuague bucal diario

Frente a cualquier duda es recomendable que consultemos nuestro dentista de confianza, él será quien nos indique el mejor camino para higienizar completamente nuestra boca.

Alcanza rincones donde el cepillo no llega

Si bien los cepillos eléctricos son muy efectivos y llegan a más lugares que los cepillos manuales, hay rincones donde los cepillos no alcanzan con facilidad y donde se pueden acumular grandes cantidades de biofilm oral o placa bacteriana. Es el caso de lugares como los espacios entre los dientes. Así, el colutorio elimina los restos de bacterias de estos rincones y además los protege de nuevas acumulaciones de placa.

Mantiene el aliento más fresco

La halitosis o mal aliento es un problema muy molesto tanto para el paciente que lo padece como para la gente de su entorno. El colutorio es uno de los mejores aliados para combatir este problema porque elimina uno de los factores clave: las bacterias. Los colutorios antibacterianos mantienen un aliento fresco en la boca a la vez que elimina constantemente los restos de bacterias que provocan el mal aliento.

Protege de problemas dentales

El colutorio protege dientes y encías de muchas complicaciones bucales. Además de proporcionar un aliento fresco suele contener flúor. De modo que ayuda a prevenir la caries y el sarro, ya que remineraliza el esmalte y lo fortalece. De este modo la boca queda más protegida ante los ácidos y las bacterias que proceden de las comidas u otros hábitos. Además, el colutorio puede ayudar al blanqueamiento dental, porque elimina la placa que provoca su descoloramiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies