El cáncer oral es la patología bucodental más grave. Esta enfermedad puede desarrollarse en varias zonas de la cavidad oral. Afecta con más frecuencia a los pacientes mayores de 40 años y tiene más incidencia entre los hombres.

Las zonas más habituales en las que se desarrolla el cáncer oral son las glándulas salivales, las amígdalas y la parte posterior de la garganta. En algunos casos, también puede desarrollarse en los labios.

Aunque la genética tiene una gran influencia, hay varios factores que condicionan el desarrollo del cáncer oral. Uno de los principales factores de riesgo es el tabaquismo. De hecho, según varios estudios hasta el 80% de casos de cáncer oral se deben al tabaco. Otro factor de riesgo es una mala adaptación de las prótesis dentales, que provoca varias infecciones e irritaciones.

Peligro del cáncer oral

El peligro del cáncer oral es que sus primeros síntomas suelen pasar desapercibidos o bien son confundidos con otras patologías orales. Algunas anomalías son pequeños bultos o irritaciones en la cavidad oral que no cicatrizan con el tiempo. En los pacientes con prótesis, una señal de alerta puede ser la inflamación repentina de la mandíbula. Otro síntoma común es la aparición de manchas blanquecinas en las encías y la lengua. En caso de notar cualquiera de estos síntomas, es fundamental acudir a tu centro MyDentiss de inmediato.

El primer paso para detectar la presencia del cáncer oral es realizar una biopsia oral. En este sentido es muy importante una detección a tiempo. Como en otros tipos de cáncer, el tratamiento más habitual es la radioterapia y la quimioterapia. Este tipo de tratamientos tienen algunos efectos secundarios en los pacientes, como la xerostomía o alteraciones en la percepción del gusto.

Entonces, ¿Cómo prevenir el cáncer oral? Hay varias pautas a seguir para evitar su desarrollo:

  • Mantener una buena salud oral. Para mantener una buena salud bucodental es imprescindible realizar una limpieza dental diaria. Esto consiste en cepillarse los dientes después de cada comida. También es importante el uso del enjuague bucal y el hilo dental.
  • Acudir al odontólogo. Recomendamos acudir a la consulta, como mínimo, una vez cada seis meses.
  • Evitar hábitos de riesgo. El tabaquismo es perjudicial para la boca y también para el resto del organismo. Del mismo modo, mascar tabaco puede provocar cáncer oral. También conviene evitar otros hábitos perjudiciales, como el consumo de alcohol.
  • Mantener una dieta equilibrada. Es importante llevar un estilo de vida sano y comer alimentos como frutas y verduras.
  • Vigilar con las prótesis. Los pacientes con prótesis deben acudir con regularidad al dentista, para disminuir los riesgos de desarrollar esta enfermedad.

Con estas pautas se puede prevenir el desarrollo de esta patología. El mejor modo de evitar una enfermedad como el cáncer oral es su prevención.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies