Mantener una buena rutina de higiene oral es muy importante para tener los dientes y las encías sanos. La base esta rutina debe ser el cepillado diario, ya que ayuda a eliminar las bacterias y los restos de comida. No obstante, el cepillado por sí solo es insuficiente para una limpieza dental profunda. ¿Por qué?

Muchos profesionales recomiendan cepillarse los dientes con cepillo eléctrico. Según varios estudios, este cepillo elimina más cantidad de placa bacteriana en comparación con el cepillo manual. Pero aunque sea más efectivo, al igual que el cepillo manual con el tiempo tiende al desgaste. Además, ninguno de los dos cepillos consigue llegar con profundidad a las zonas más difíciles de la boca. Hablamos de zonas como los espacios interdentales, o la línea de las encías. En estos puntos de difícil acceso es donde se acumula una gran cantidad de biofilm oral. Esto favorece el desarrollo de las principales patologías orales, como la caries y la gingivitis. Además los cepillos no consiguen limpiar con profundidad la lengua, otro gran foco de acumulación de bacterias.

Entonces, ¿Qué hacer para lograr una higiene oral eficaz? Aunque sea insuficiente, el cepillado es una parte básica en la rutina de limpieza oral. Por tanto la clave está en complementar bien el cepillado. Te contamos cómo:

Pasos para una buena higiene bucodental

  • Enjuague bucal. Al tratarse de un líquido, llega con más facilidad a todos los rincones de la cavidad oral. Se recomienda el uso de un colutorio que contenga flúor y después del cepillado.
  • Hilo dental. junto con el colutorio, es el gran aliado del cepillado. Permite eliminar con eficacia los restos de comida y bacterias de zonas especialmente difíciles, como los espacios entre los dientes. Pero conviene tener una buena técnica para no dañar las encías.
  • Utensilios específicos. Hay otros productos más específicos en función de la zona que se desea limpiar. En el caso de la lengua, existen limpiadores linguales. Se trata de aparatos que se adaptan a la forma de la lengua y que permiten rasparla para eliminar las bacterias acumuladas. Otro producto estrella es el irrigador bucal, que permite eliminar de forma más directa los restos incrustados. El irrigador es especialmente recomendado para los portadores de ortodoncia.

Otro factor clave para la limpieza oral es someterse a un tratamiento profesional. Para asegurar un buen mantenimiento bucodental, es muy recomendable someterse de vez en cuando a una limpieza dental profesional. Además durante la limpieza el odontólogo puede detectar algunos síntomas de complicaciones orales. En My Dentiss realizamos limpiezas dentales profundas para garantizar un buen mantenimiento de tu sonrisa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies