El cepillado dental es el primer paso para una sonrisa sana. Para conseguir un cepillado de calidad es importante tener una buena técnica, una pasta dental adecuada y un cepillo de calidad. Pero, ¿Qué tipo de cepillo es mejor, manual o eléctrico?

Una buena rutina de higiene se basa en el cepillado diario. No obstante, el cepillado por sí solo no es suficiente para eliminar todos los restos de bacterias. Remover estos restos es fundamental para evitar que se endurezcan con el tiempo, provocando la formación de sarro e infecciones. En este sentido se recomienda complementar el cepillado con técnicas como el enjuague bucal diario o el hilo dental. Para mantener una sonrisa sana durante más tiempo, también es muy importante acudir al dentista con regularidad.

Usar un cepillo de calidad es clave para evitar la erosión y abrasión dental. Muchos pacientes tienen la falsa creencia de que por ejercer más presión se consigue una limpieza más profunda. Entonces, ¿Qué cepillo elegir para garantizar una higiene profunda y segura?

¿Cepillo eléctrico o manual? Las claves para elegir

El cepillo manual es el que más se ha usado tradicionalmente. Pero cada vez son más los pacientes que se han pasado al cepillo eléctrico. Con los años, varios estudios han demostrado que el cepillo eléctrico elimina más cantidad de biofilm oral.

Además el cepillo eléctrico es más cómodo de usar, ya que no requiere movimientos específicos por la rotación de su cabezal. Muchos pacientes encuentran que el cepillo eléctrico es más agresivo que el convencional. Pero la verdad es que los últimos modelos incorporan controladores de presión, como los irrigadores bucales. Los cepillos eléctricos más modernos incluyen un temporizador para que el cepillado tenga la duración adecuada, algo que con el cepillo convencional tenemos que calcular nosotros mismos. No obstante, hay que tener en cuenta que ambos tipos de cepillo tienden al desgaste con el tiempo, por lo que conviene reponerlos con regularidad.

Aunque el cepillo eléctrico ofrece más ventajas que el manual, los expertos coinciden en que el mejor cepillo de dientes es aquel con el que el paciente se sienta más cómodo. La elección final por un cepillo u otro debe ser personal, en función de las preferencias de cada uno. Al fin y al cabo, más que el cepillo usado, lo más importante es cepillarse los dientes a diario y tener una buena técnica. El cepillado diario es el primer paso para lucir una sonrisa sana y bonita cada día.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies