Mantener una buena rutina de higiene bucodental es imprescindible para conseguir una sonrisa sana y bonita. Pero a mendo cometemos errores que provocan una limpieza menos eficaz. ¿Cuáles son?

La prevención oral mediante la rutina de higiene es clave para evitar el desarrollo de las principales enfermedades bucodentales. Hablamos de patologías como la gingivitis y la caries. En la mayoría de casos, estas patologías se deben a la acumulación de biofilm oral entre dientes y encías por la falta de higiene oral. Para evitarlas, conviene mantener una rutina constante y eficaz.

Los errores más comunes en la limpieza bucodental

Estos son algunos de los errores más habituales cuando lavamos nuestros dientes y encías:

Productos de higiene bucodental

A veces el gran fallo del cepillado dental se encuentra en el mismo cepillo. ¿Sabías que los cepillos tienden al desgaste con el tiempo? Sea eléctrico o manual, el cepillo va perdiendo eficacia con el tiempo. Por ello es recomendable reponerlo una vez cada tres meses aproximadamente. Una señal de que necesitas cambiar el cepillo es que tenga los filamentos muy abiertos.

Otro error común lo encontramos en el uso de pastas dentales y colutorios. En la actualidad hay mucha variedad de pastas y colutorios, de modo que puede resultar difícil escoger el más óptimo para nuestra sonrisa. Desde MyDentiss aconsejamos prestar atención a nuestra salud bucodental. No es lo mismo usar una pasta para dientes sensibles que otra para tratar la gingivitis. En el caso de los colutorios, es recomendable consultar con el odontólogo, pero se recomienda que incorporen flúor. Este mineral fortalece el esmalte y es clave para prevenir la caries dental.

La técnica de cepillado

Bien, ya tenemos los productos y utensilios de limpieza adecuados. Pero de nada servirá si no realizamos una buena técnica de cepillado. ¿Cuál es la más indicada? Son muchos los profesionales que recomiendan la técnica de Bass. Consiste en realizar movimientos suaves y verticales al cepillar los dientes. De este modo, se limpian los surcos gingivales con más profundidad, algo muy importante en la prevención de las enfermedades periodontales.

Duración del cepillado

Es aconsejable cepillar los dientes después de cada comida y durante dos o tres minutos como mínimo. Además conviene insistir con el cepillo en las zonas de más difícil acceso, como los espacios interdentales. Así podrás eliminar el máximo posible de bacterias y restos de comida que pueden acumularse entre los dientes y endurecerse con el tiempo.

¿Y la lengua?

La lengua suele ser la gran olvidada durante la rutina de higiene bucodental. No limpiar la lengua durante el cepillado es un gran error, ya que en su superficie se almacenan centenares de familias de bacterias. Aunque se puede limpiar con un cepillo, es muy recomendable el uso de limpiadores linguales. Son aparatos que se adaptan a la superficie lingual y permiten una limpieza más profunda. Limpiar la lengua a diario reducirá el número de bacterias y también ayudará a mantener el aliento más fresco.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies