Las manchas dentales alteran la estética de los dientes y pueden provocar complejos al sonreír. Existen diversos tipos de manchas dentales que requieren distintos tratamientos ¿Cuáles son?

Las manchas más visibles y comunes son las superficiales. Son muy vistosas y se eliminan fácilmente, pero hay otros tipos de manchas que no se ven a simple vista. En este sentido es muy importante acudir al odontólogo, quien podrá detectar estas manchas y aplicar el tratamiento más adecuado.

Hay varios factores que influyen en el desarrollo de manchas dentales. Además de una mala higiene oral, otra causa habitual es el tabaquismo y también el consumo de alcohol. La alimentación también tiene un papel destacado en la formación de manchas. Bebidas como el café y el vino, o alimentos como los arándanos, alteran el tono blanco de los dientes. Otros factores que provocan la aparición de las manchas son los medicamentos y la genética.

¿Qué tipos de manchas dentales hay?

Se distinguen hasta tres tipos distintos de manchas dentales. Las más conocidas son las manchas superficiales. Se trata de manchas que aparecen en la superficie de las piezas dentales. Suelen tener un tono marrón oscuro y son causadas por alimentos como el café. El gran riesgo de las manchas superficiales son los dientes fisurados. Las manchas pueden penetrar en la fisura, de modo que resulta mucho más complicado eliminarlas.

Otro tipo de manchas son los depósitos blandos. Son manchas que aparecen alrededor de la línea de la encía, con un tono blanquecino u oscuro en función de cada paciente. Su origen es la acumulación de biofilm y el sarro. Así, se deben a una higiene oral insuficiente. Estas manchas se eliminan fácilmente con un raspado o un pulido dental.

En la superficie del esmalte también pueden surgir manchas blancas o marrón claro. Se trata de las manchas intrínsecas. Estas manchas son menos comunes y suelen ser causadas por un envejecimiento prematuro. También por algunos medicamentos, como los antibióticos.

¿Qué hacer para evitar las manchas dentales? La clave está en realizar una buena higiene bucodental. Este es el factor más importante para evitar las manchas en los dientes. Así, se recomienda cepillarse los dientes un mínimo de dos veces al día y usar el colutorio y el hilo dental.

También se recomienda recurrir a tratamientos profesionales, como una limpieza dental. En MyDentiss realizamos las limpiezas dentales profesionales aplicando las técnicas y materiales más avanzados. Unos dientes sin manchas son blancos y radiantes, con los que podrás sonreír sin complejos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies