La primera dentición tiene mucha importancia en el desarrollo de los niños. Aunque se trata de dientes que caerán, pueden evitar futuras complicaciones bucodentales. Incluso antes de su desarrollo, conviene cuidar estas piezas dentales. Pero, ¿Por qué es tan importante cuidar los dientes de leche?

Los dientes de leche crecen, en función de cada niño, entre los seis meses y los dos o tres años. Se trata de 20 piezas dentales, que forman la primera dentición. Los primeros dientes caen por la presión que ejercen los dientes definitivos, que formaran un conjunto de 32 piezas. Durante esta etapa los niños notan movilidad en los dientes. Pero en algunos casos, las piezas definitivas crecen aunque no hayan caído las de leche. Esta situación se conoce como dentadura de tiburón y debe ser tratada por el odontopediatra de confianza.

¿Por qué es importante cuidar los dientes de leche?

La limpieza de los dientes de leche es fundamental para evitar el desarrollo de la enfermedad oral más común en la infancia: la caries dental. De hecho, varios estudios demuestran que desarrollar caries durante la infancia aumenta las posibilidades de padecerla en un futuro. Para evitarla, muchos profesionales aconsejan limpiar la cavidad oral del niño incluso antes de que desarrolle sus primeros dientes. Es decir, pasar un paño húmedo por sus encías después de cada comida.

Además los dientes de leche son fundamentales para el niño en su proceso de habla, vocalización y masticación. También es importante su buen desarrollo para evitar problemas de espacio en un futuro. En este sentido conviene moderar algunos hábitos que pueden causar problemas en los dientes de los niños, como el uso del biberón o chuparse el dedo.

Cuidar los dientes de leche también pasa por moderar la alimentación. Una de las principales causas del desarrollo de caries dental es el consumo de azúcar. Desde MyDentiss recomendamos moderar los alimentos que contengan altos niveles de azúcar, como los caramelos, las golosinas y los pasteles. Además también es importante transmitir a los pequeños una buena rutina de higiene bucodental. Se recomienda supervisar su cepillado hasta los ocho años aproximadamente.

Muchos padres son permisivos con los hábitos orales de sus hijos pequeños porque se trata de dientes que caerán con el tiempo. Pero la realidad es que cuidar los dientes durante la infancia tiene mucha influencia en la salud bucodental del futuro.

En MyDentiss contamos con los tratamientos de odontopediatría basados en tres pilares: buenos hábitos de limpieza, tratamientos preventivos y revisiones periódicas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies