Las carillas dentales son uno de los tratamientos más solicitados en estética dental. Permiten corregir algunas imperfecciones de los dientes, consiguiendo una sonrisa más bonita y uniforme. Pero el tratamiento de las carillas ha generado diversos mitos entre los pacientes… ¿Cuáles son?

Las carillas son láminas finas, hechas de porcelana o composite, que se adhieren a la pieza dental. En función de las necesidades de cada paciente, en MyDentiss optaremos por la colocación de un tipo de carilla u otro. Estos son algunos de los problemas que se pueden solucionar colocando carillas dentales:

  • Dientes fracturados.
  • Pequeños errores de forma y alineación.
  • Tamaño del diente.

El resultado del tratamiento es una sonrisa renovada y más bonita. Si se mantienen buenos cuidados bucodentales, las carillas pueden durar muchos años ya que son muy resistentes. Pero son muchos los pacientes que dudan si comenzar este tratamiento para mejorar su sonrisa.

Los 3 mitos de las carillas dentales

Estos son los mitos más extendidos sobre las carillas dentales:

¡Me quedará una sonrisa artificial!

Muchos pacientes se preocupan porque otros puedan notar que su sonrisa sea artificial. Hoy en día esto no es un problema, ya que las carillas están hechas de materiales que las hacen parecer dientes naturales. De este modo, las carillas encajan a la perfección con el resto de dientes y queda una sonrisa uniforme y estética.

Otra preocupación de muchos pacientes es si los demás percibirán una sonrisa poco natural, por si se ven espacios demasiado blancos por las carillas. Actualmente el paciente puede elegir qué tono desea en sus carillas, de modo que al colocarlas tengan el mismo aspecto que el resto de sus piezas dentales.

Las carillas desgastan el esmalte

Las carillas dentales son muy conservadoras con la estructura dental original. En algunos casos es necesario realizar un desgaste mínimo del esmalte y tallar el diente para facilitar su encaje. Pero esto no es siempre necesario y no conlleva grandes riesgos para el paciente. Lo mejor es evaluar con el odontólogo de confianza si es necesario el desgaste y si tendrá alguna otra consecuencia en la salud bucodental del paciente.

¿Sentiré dolor y sensibilidad dental?

Las carillas pueden provocar sensibilidad dental al principio del tratamiento, especialmente si son temporales. Sin embargo no es común experimentar hipersensibilidad dental ni otros dolores. Tampoco es habitual que generen una infección, aunque es fundamental mantener una buena rutina de higiene dental para mantener una sonrisa sana y más bonita.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies