En caso de pérdida dental hay diversos tratamientos para sustituir los dientes perdidos. Uno de los más recomendados es la aplicación de implantes dentales. ¿Por qué? ¿Qué ventajas ofrecen?

Sustituir el espacio provocado por la pérdida dental cuanto antes es muy importante, ya que con el tiempo puede provocar el movimiento del resto de piezas dentales. Para reponer uno o más dientes perdidos hay varias opciones. Además de los implantes, también se suelen colocar puentes dentales o prótesis removibles. Pero entre estos tratamientos, los expertos recomiendan escoger los implantes dentales.

Por qué escoger implantes dentales

En comparación con otros tratamientos, los implantes dentales conllevan diversas ventajas y beneficios para la cavidad oral. Uno de los más importantes hace referencia a la seguridad y comodidad del tratamiento. Mediante la osteointegración, el implante se adhiere al hueso. La intervención suele ser indolora y rápida, y además el implante aporta estabilidad al hueso maxilar. El porcentaje de pacientes que rechazan el implante es muy bajo, lo que convierte este tratamiento como uno de los más seguros para solucionar una pérdida dental.

El resultado tras la intervención es una sonrisa estética y funcional. A diferencia de otros tratamientos como los puentes, los implantes dentales no comprometen el resto de piezas. Además se integran al hueso, de modo que no son perceptibles. Las prótesis, en cambio, se apoyan en las encías. Así, los implantes dentales permiten obtener resultados más naturales sin comprometer la funcionalidad de la sonrisa.

Otro aspecto que hace que muchos pacientes opten por los implantes es su duración. En algunos casos pueden llegar a durar toda la vida, aunque este dependerá de cada paciente y sus cuidados bucodentales. Mantener una buena higiene bucodental y acudir al dentista con regularidad serán las claves para mantener los implantes durante muchos años.

Uno de los inconvenientes al comenzar este tratamiento suele ser el coste. En comparación, los implantes resultan algo más costosos. Esto se debe a que los implantes son piezas cilíndricas hechas con materiales de alta calidad, como el titanio puro. Con los implantes dentales podrás recuperar una sonrisa estética y funcional y mantenerla durante muchos años. Podrás sonreír, hablar, comer… Sin recordar que llevas un implante dental.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies