La pérdida dental es algo habitual al cambiar de dentición. Los niños pierden los dientes de leche de forma progresiva y se desarrollan las piezas definitivas. Pero la pérdida dental también puede afectar a los dientes permanentes. ¿Cómo hay que actuar en estos casos?

La pérdida dental suele ser consecuencia de una salud bucodental en estado muy grave. En muchos casos se trata de patologías bucodentales en sus fases más avanzadas, como es el caso de la periodontitis y la caries. No obstante hay otros factores que influyen en la pérdida dental. También es común perder un diente por traumatismos. Pero la mayoría de casos de pérdida de un diente en edad adulta se deben a complicaciones orales que tienen su origen en una mala salud oral.

Las enfermedades orales que provocan la pérdida dental de forma más habitual son la caries y la periodontitis. En el caso de la caries, se forma una cavidad en el diente que puede infectar y destruir el hueso que lo sostiene. En el caso de la periodontitis o piorrea se destruye el hueso alveolar y se inflaman las encías, de modo que la pieza dental cae o se mueve tanto que se requiere una exodoncia.

He perdido un diente: ¿Qué puedo hacer?

La falta de dientes altera tanto la estética como la funcionalidad de la sonrisa del paciente. Una boca sin una o varias piezas dentales puede causar complejos al sonreír. Además el espacio provocado por la ausencia de un diente puede provocar el movimiento del resto de piezas dentales. Este espacio también favorece la acumulación de placa bacteriana, el factor clave del desarrollo de las enfermedades periodontales.

Entonces, ¿Qué debo hacer en caso de pérdida de un diente? En primer lugar, es imprescindible acudir cuanto antes a tu centro MyDentiss para evitar estas consecuencias. Es importante conocer la causa exacta de la pérdida del diente para decidir qué tratamiento es el más indicado:

  • Implantes dentales. La colocación de un implante dental es el tratamiento más recomendado en caso de pérdida dental. Se trata de piezas cilíndricas que sustituyen la raíz del diente perdido. Primero se colocan en el hueso y posteriormente se fijan los dientes artificiales. Si se realizan buenos cuidados, los implantes pueden durar muchos años.
  • Prótesis dentales. Se trata de aparatos removibles que sustituyen todos los dientes, ya sea en la arcada superior o inferior. Estas prótesis se aplican en pacientes que han perdido diversas piezas dentales.
  • Puente fijo. También se conoce como prótesis dental fija, permite restaurar la pérdida de dientes aunque en algunos casos los resultados son menos naturales. Para prevenir la pérdida de piezas dentales conviene realizar una buena higiene bucodental a diario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies