+34 93 303 67 24

clinica@mydentiss.es

Av. Diagonal, 162

Barcelona

Síguenos

Unas vacaciones sin sensibilidad dental

Unas vacaciones sin sensibilidad dental

¿Sientes dolor cuando tomas un helado o una bebida muy fría? Probablemente tengas los dientes sensibles. ¿Cómo evitar la sensibilidad dental y disfrutar de las vacaciones?

a sensibilidad dental es una de las complicaciones más habituales durante el verano. Se caracteriza por un dolor muy intenso y focalizado, al tomar determinados alimentos muy fríos. Bebidas como los granizados y los refrescos, alimentos como los helados está relacionados con los casos de sensibilidad dental. Pero, ¿Por qué tengo los dientes sensibles? El origen se encuentra en la pérdida de esmalte, que provoca la exposición de la dentina, la parte más interna del diente. En otros casos se debe a la retracción de las encías y a la falta de higiene oral.

Estas vacaciones di adiós a los dientes sensibles

Con estos sencillos pasos se puede reducir la sensibilidad dental. Si aún así persiste, recomendamos acudir al dentista de confianza.

Cepíllate los dientes cada día (y con una buena técnica)

Mantener una rutina de higiene bucal diaria es esencial para evitar los dientes sensibles. En este sentido, la técnica de cepillado tiene mucha importancia. Si queremos evitar los dientes sensibles es fundamental seguir una técnica de cepillado poco agresiva, que no dañe el esmalte y el tejido gingival. Para conseguirlo recomendamos el uso de cepillos con filamentos suaves, y no ejercer mucha presión sobre el esmalte y las encías. Existen pastas para combatir los dientes sensibles, aunque siempre deberemos usarlas consultando al dentista de confianza.

Cuida tu alimentación

Evita los alimentos no sólo muy fríos, también ácidos: vinagre, zumos cítricos, vino, algunos refrescos… Los ácidos erosionan el esmalte y provocan la sensibilidad dental. Otro truco: retira los alimentos de la nevera antes de consumirlos para que no estén tan fríos. De este modo evitamos el contraste de la temperatura con nuestra cavidad bucodental, algo que puede evitar el dolor de la sensibilidad dentaria.

Estilo de vida sano

Para evitar los dientes sensibles también es clave abandonar hábitos perjudiciales como pueden ser morderse las uñas, el tabaco, usar palillos de dientes… Recuerda que en verano el agua de la piscina también puede afectar a tu salud dental, por lo que se recomienda potenciar la rutina de higiene diaria.

Visita a tu dentista

Detectar el origen de la sensibilidad es el primer paso para combatirla con eficacia. En algunos casos debe tratarse de forma profesional con productos específicos. Pide cita en MyDentiss, ¡Y despídete de los dientes sensibles durante todas las vacaciones!

No Comments

Leave a Reply