Mantener una sonrisa bonita nos aporta seguridad para poder sonreír sin complejos. Una de las claves en estética dental para lucir una sonrisa bonita es el tono y aspecto de los dientes. Para lucir una sonrisa bonita día a día es importante ir eliminando los restos de bacterias. Una limpieza dental profesional es clave para conseguirlo.

Con el tiempo los dientes tienden al desgaste y a perder el color blanco y radiante. Mantener una buena rutina de higiene bucodental es clave para conseguir una sonrisa sana y bonita día a día. Pero a menudo las técnicas de higiene no permiten eliminar los restos de bacterias y comidas de los rincones más complicados de la cavidad oral. Para conseguir eliminación profunda, es muy recomendable someterse a una limpieza dental profesional de vez en cuando. En general se trata de un proceso indoloro que garantiza una limpieza profunda de los surcos gingivales y los espacios interdentales.

Pero los resultados de la limpieza dental profesional no duran para siempre. Para alargarlos al máximo en el tiempo, es fundamental mantener buenas técnicas de higiene y prevención oral. Es decir, cepillar los dientes cada día después de cada comida. También conviene reforzar la higiene interproximal y no olvidar la limpieza de la superficie lingual.

La limpieza dental profesional permite eliminar los restos de bacterias o alimentos incrustados en la superficie dental o bien entre los dientes y las encías. Estos restos pueden endurecerse con el tiempo y provocar la formación de sarro. También favorecen el desarrollo de patologías como la gingivitis y la caries.

3 ventajas de una limpieza dental profesional

Se recomienda someterse a una limpieza dental profesional cada seis meses, ya que aporta los siguientes beneficios:

  • Sonrisa más brillante. Los alimentos que consumimos tienden a manchar los dientes. Alimentos como el café, el vino o los arándanos favorecen la aparición de manchas en la superficie de las piezas dentales. Una limpieza dental profesional de vez en cuando ayuda a mantener los dientes más blancos y sanos.
  • Prevención. Una buena prevención es clave para evitar el desarrollo de las diferentes enfermedades orales. En este sentido, una limpieza bucodental es clave para prevenirlas. Especialmente ayuda a prevenir el mal aliento y las enfermedades periodontales. Estas enfermedades también son conocidas como “silenciosas” ya que en muchos casos no presentan síntomas evidentes hasta las fases más avanzadas. Pero su desarrollo puede evitarse con una buena higiene y una limpieza profesional.
  • Buena salud bucodental. Una limpieza dental profesional contribuye a mantener una buena salud bucodental. De este modo se reducen los riesgos de desarrollar patologías como la caries o la acumulación de biofilm oral en la boca. Además el odontólogo puede detectar alguna complicación oral.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies