+34 93 303 67 24

clinica@mydentiss.es

Av. Diagonal, 162

Barcelona

Síguenos

Chuparse el dedo y otros hábitos perjudiciales en la infancia

Chuparse el dedo y otros hábitos perjudiciales en la infancia

Los niños pequeños y bebés suelen adoptar hábitos que, con el tiempo, pueden ser perjudiciales para su salud bucal. Chuparse el dedo, el uso continuado del chupete o el biberón… Son factores clave relacionados con complicaciones bucales como el apiñamiento dental. ¿Qué consecuencias tienen y cómo evitarlos?

La infancia es un momento clave en el desarrollo bucodental. Diversos estudios han relacionado una buena erupción de los dientes de leche con una buena alineación de los dientes definitivos. Por otro lado, estos primeros dientes marcan procesos vitales como la articulación de sonidos, masticación y deglución de alimentos… Por ello es fundamental cuidar la salud bucal de los más pequeños. Una sonrisa sana en la infancia es el primer paso para una sonrisa sana en el futuro.

Pero los niños (y en muchos casos los propios padres) adoptan hábitos que a la larga pueden perjudicar la salud bucal de los más pequeños, tanto a nivel estético como funcional. ¿Cuáles son? ¿Qué efectos tienen y cómo evitarlos?

3 hábitos perjudiciales en la infancia

Estos son los hábitos más repetidos durante la infancia que pueden alterar el desarrollo bucodental de los más pequeños:

Chuparse el dedo

En general es un hábito asociado a los más pequeños. Resulta relajante y aporta seguridad a los bebés, además de ayudarles a conciliar el sueño. Chuparse el dedo no es un hábito malo si se produce de forma puntual durante una época de la infancia. El problema es si el niño mantiene este hábito a lo largo del tiempo. De forma continuada, chuparse el dedo puede causar problemas en los dientes y en la oclusión:

  • Problemas de alineación de los dientes definitivos.
  • Dientes apiñados.
  • Dificultades de deglución.
  • Cambios en el paladar, que pueden alterar el habla.

Uso continuado del chupete y el biberón

El chupete cumple una función muy parecida al hábito de chuparse el dedo. Para evitar problemas bucales los odontopediatras recomiendan retirar de forma progresiva el chupete a partir del desarrollo de los primeros dientes. Respecto el biberón, es importante evitar el hábito de dormir al pequeño mientras bebe.

Mojar el chupete en azúcar

Muchos padres recurren a este hábito para calmar a los bebés. Mojar el chupete en sustancias dulces es especialmente efectivo durante el desarrollo de los primeros dientes, para calmar el dolor. Pero cuidado: al hacerlo exponemos a nuestro bebé a la caries del biberón.

En MyDentiss contamos con profesionales especializados en el cuidado bucal de los más pequeños. Pide su primera cita para ayudarles a mantener una sonrisa más sana, bonita y funcional.

No Comments

Leave a Reply